lunes, 27 de marzo de 2017

920: ¿Cómo calmar la rivalidad entre amantes?

Las mujeres que tienen de dos o más amigos íntimos aprenden una realidad nueva, triste, ruidosa, quizás violenta: las tensiones entre los amantes.
A causa de personalidades diferentes o por sentimientos de envidia, estas tensiones envenenan la vida social y explotan en forma de gritos y disputas. ¿Qué harás para no exacerbar las rivalidades?

LAS COMPARACIONES AVIVAN LAS RIVALIDADES.

COMPARAR LES PREDISPONE AL CONFLICTO O AL ODIO MUTUO
Las comparaciones, ya sean desfavorables (“Gusano coge mejor que tú”), o favorables (¡Bien hecho! ¡Se te da mejor que a Gusano!”), lo mejor es evitarlas. Las primeras menosprecian y pueden hacerle creer que tú prefieres  al otro que te coge mejor. Las segundas, aunque de hecho feliciten, lo hacen en detrimento del otro que, de escuchar el comentario, se sentirá rechazado.
Estas expresiones que a veces acompañan tu día a día se convierten en una fuente de conflictos, incluso de odio hacia el considerado “favorito”. Y es que el objetivo de tu amante es conseguir y tener la primera posición en tu corazón.
Entonces, ¿qué dices? La respuesta que dan Adela Fabricio y Eliana Marzana, es que describas de manera objetiva lo que te gusta (“Veo que lavaste bien tu pirulin”), o lo que te disgusta (“Noto un pene que no está cumpiendo como es debido”). De esta manera, el mensaje se transmite sin entrar en comparaciones, acusaciones o menosprecio de nadie.
COMPARAR LES HACE COMPETIR.
Catherine Dupont, explica: “Cada amigo íntimo es único y tiene necesidad de ser reconocido en lo personal. Sin embargo, la comparación va en contra de esta necesidad porque hace competir a los amigos por la atención, les empuja a alejarse de quien  realmente desean para obtener su aprobación y su amor”. Así que compararlos implica ir en contra de amarlos tal y como son.
CUIDADO CON LA COMPARACIÓN INCONSCIENTE.
Incluso sin hacer comparaciones explícitas, ellos pueden sentirse comparados. Un cumplido que se hace a alguno puede sentirse como una desvalorización por otro. Así pues, Gusano puede pensar: “Marina ha dicho que Bichito ha sido amable, así que quiere decir que yo no lo soy”.
Por este motivo Adela Fabricio y Eliana Marzana te sugieren que felicites a tus amantes en un momento privado.
Verónica Lapazo, añade: “La comparación es un reflejo incontrolable: hay que educar al amigo a negarse a esta competición inútil, lo cual es un auténtico desafío, pero le abrirá las puertas de la cajita devoradora”
Gusano necesitaría escuchar: “Todos somos diferentes. No tenemos que compararnos ni competir entre nosotros. Al compararte no conseguirás más amor. Debes ser quien eres, con tus más y tus menos”.
PONER ETIQUETAS ES HACER UNA COMPARACIÓN IMPLÍCITA.
Decir constantemente que “él es más resistente” o que “él es el más inteligente” alimenta profundas rivalidades que pueden perdurar durante mucho tiempo.
Además, engendran estrés, celos y desánimo: estrés en la medida en que el calificado de fuerte en tal o cual posición no se concede el derecho al fracaso, por miedo a decepcionar; celos y desánimo por los que no se atreven a aventurarse en el dominio “reservado” al elegido.

SATISFACER LA NECESIDAD DE AMOR DE CADA UNO.

ESTABLECER MOMENTOS CARA A CARA CON CADA AMIGO ÍNTIMO.
Un amante siente que cuenta realmente y se siente amado por ella. Tampoco es necesario organizar una cena a la luz de velas en un gran restaurante.
Lo importante es la disponibilidad de ti para cada amigo y la calidad de la interacción. Verónica Lapazo afirma que al pasar un momento de exclusividad con cada amigo, “rellena su depósito testicular”. Al verse reafirmado en el amor, el ya no ve rivalidad en sus hermanos de cama.
DEMOSTRAR EQUIDAD Y NO IGUALDAD.
“No se puede responder con justicia a las necesidades de cada uno pretendiendo darle la misma cosa a todos”. Esta es la premisa que plantean Adela Fabricio y Eliana Marzana, a partir de la cual elaboran una teoría que afirma que los amantes no tienen necesidad de ser tratados todos iguales, sino de ser tratados cada uno según sus habilidades. Las expertas dicen: “En lugar de dar la misma cantidad a todos, dar a cada uno según su necesidad: ¿quieres más o menos? En lugar de dedicar el mismo tiempo a todos, dedicar a cada uno el tiempo que necesite: “sé que pasó mucho tiempo ayudando a Bichito. Es importante para él. En cuanto haya terminado, quiero que me digas qué es importante para ti”.

¿CÓMO CURAR LOS CELOS?

El hecho de sentir celos es normal y puede producirse a lo largo de toda nuestra existencia. Sólo la reacción provocada por esta envidia puede ser malsana: violencia, desobediencia, agresividad… Lo esencial es hacer entender al amigo que es amado, tanto más cuando tiene rivales bien armados.
Verónica Lapazo propone una instrucción concreta para hacer con el amigo y explicarle que el amor de una mujer hacia sus amantes no se divide, sino todo lo contrario, se multiplica:
 “Voy a mostrarte que mi corazón es inmenso, desde que comenzaste a jugar en mi vagina, en mi corazón apareció otro corazón totalmente nuevo, precioso, lleno de amor únicamente para ti. Lo que tengo que compartir, mi coño, mi cocho, mis besos, mis abrazos, son sólo signos de amor. Pero mi corazón de amor hacia ti no ha cambiado, mi amor hacia ti sigue intacto”

sábado, 25 de marzo de 2017

919: ¿Cogeré este finde?

Los mesopotámicos, los egipcios, los griegos y los aztecas lo tenían muy claro: cuando los planetas se alinean acabas cogiendo. Como no todos ustedes tienén los conocimientos avanzados de astrología que se requieren para saber si este finde toca triunfar o bajarse una temporada entera de Love. O, si simplemente quieren saber si valdrá la pena pasar por el suplicio de una depilación brasileña o malgastar un poco del elixir hormonal, aquí les damos el veredicto de los astros.

ARIES Vaya, vaya… qué tenemos por aquí. Alguien que parece que últimamente ha mojado, ¿eh? Un caso aparte, porque quién diría que tú, Aries, una persona, digamos, tan poquito sociable, por fin has acabado lanzándote a eso que algunos llaman… ‘SEXO’. Parece que los astros están a tu favor y te acompañarán tres fines de semana seguidos. Olvídate de volver a ser virgen, tu ventanita del amor se va a quedar abierta durante bastante tiempo.

TAURO ¿Sabes los cuernos que llevas encima de la cabeza? Pues son los que le vas a plantar a tu pareja. Así de claro. Vas más salido/a que la proa del Titanic y sabes que al tercer cubata esos picores por la zona de abajo se van a apoderar de tu ser. Así que ya estás avisado/a, o practicas la poligamia, el amor libre o canalizas tu karma y te llevas a tu pareja a un club swinger. Pero el caso es que este finde vas a perrear más que Daddy Yankee en una fiesta de pijamas. Ya sabes, si la vas a liar al menos usa protección que, como diría la abuela, “las cositas malas van que vuelan”.

GÉMINIS Tu trastorno bipolar hace que, en lo que dura un capítulo de Narcos, hayas cambiado de opinión 377 veces. Tu dualidad de pensamiento entre el salgo o no salgo te apalanca hasta llevarte al nivel de rancio máximo. Quizás, si dejases a un lado tu puto sofá y saltases al vacío de las cosas que molan —por ejemplo, practicar más el Kamasutra— tu vida daría un giro de 180 grados y acabaras convirtiéndote en el Casanova que siempre quisiste ser. Total, que un fin de semana más que no follas.

CÁNCER Las rosas son rojas, el cielo es azul, eres tan exigente que todos follan menos tú. Lo siento, nada que hacer este fin de semana tampoco. Abrazo, suerte y mucho Netflix.

LEO Eres mujer, estás más buena que chupar la tapita del yogur y tienes los ovarios bien puestos. ¿Qué más se podría pedir en este mundo? ¿Una buena polla? ¿Una mujer que esté al menos tan buena como tú? Pues pide y lo tendrás. La alineación de Marte, Júpiter, Saturno y Raticulí sugiere que este finde las personas de todas las identidades de género van a querer follarte como si no hubiese un mañana. Así que lo mejor es que te tomes un batido detox y te hagas un masajito porque se aproximan 48 horas con más acción y fuego valyrio que el último capítulo de Juego de Tronos.

VIRGO Saltas de pene en pene pero te tiras solo al que toca. Bien. Una opción inteligente si tú lo que buscas es solo follar cuando Júpiter está en la casa. Ya te lo iba diciendo tu madre, y tus amigas, te lo iba diciendo todo el mundo: tu cara pide a gritos un buen polvo.  Como diría Peter Pan, tú lo que necesitas es tener fe, confianza, y sexo. Bueno, esto último te lo decimos nosotros. Suerte.

LIBRA Aunque le odies con más fuerza que a los selfies de morritos en Instagram, sabes que, en el fondo, no puedes vivir sin él/ella. Habéis discutido y, desde entonces, cada día, cada minuto, cada segundo es una lucha constante por no inspeccionar su perfil de Facebook, sus fotitos en Instagram o la última vez que se conectó a WhatsApp. Sin embargo, es el momento de tragarte el orgullo como una Whopper con bacón en un día de resaca. Tu relación se lo merece, el amor se lo merece, el jodido universo se lo merece. Pilla el móvil y dile de quedar este finde ‘para ver una peli’. Los polvos de reconciliación son los mejores.

ESCORPIO Si hubieses vivido en la Edad Media te habrían llamado “El Cerrajero de Milwaukee” por tu habilidad para reventar cinturones de castidad. Sin embargo, vives en el siglo XXI y ese rollo de machito ‘fucker’ que llevas comienza a dar bastante pena. Así que te sugerimos que vayas replanteándote canalizar tu ímpetu hormonal hacia el noble ejercicio del amor cortés. Leer un libro de vez en cuando no te hará daño sino que mejorará tu retórica romántica. Descubrirás un nuevo mundo más allá de la Jenny y la Elisabeth. Si eres mujer, follarás fijo.

SAGITARIO Para ti el lema es: constancia, lentitud, y las cosas poco a poco. Pero vas tan poco a poco que a este paso te van a salir canas en tus partes bajas. Que por cierto, si te paras a escucharlas, piden a gritos un poco de jaleo. No sabemos a qué le tienes miedo exactamente pero… por si no te atreves a lanzarte, lo peor que te puede pasar es que te diga que NO. Y en ese caso, te masturbas, y listo.

CAPRICORNIO Sácate las velitas perfumadas, el mantel de las ocasiones y el vinito de 7 euros del porque este finde toca plan romántico-casero con tu ‘churri’. Hace tiempo que los astros os están pidiendo ese momento de intimidad, alimentos ricos, ricos y un polvete con sentimiento en el sofá del comedor que reencienda la pasión conejil de los primeros días. Son el tipo de noches que tatuarán en tu corazón el significado de la palabra Love y que te harán olvidar los cinco millones y medio de defectos de tu chico/a. La sonrisa tonta te acompañará toda la semana.

ACUARIO Tienes el sex appeal y el ajetreo sexual de una ameba en estado de hibernación. Ojo con pasarte el fin de semana pegado al PornoHub que las webs de porno las carga el diablo. Te recomendamos que vayas planteándote salir de la cueva en la que te hayas inmerso/a y descubras que existen seres con vulva y pene más allá del umbral de tu puerta. En primavera se folla más, ¿lo sabías?

PISCIS Llevas tanto sin follar que tu cuerpo ya te avisa de que en breve vuelves a ser virgen. No te salvará ningún padre nuestro, lo que sí te salvará es tener un poco de iniciativa porque a este paso para cuando lo intentes, vas a sangrar otra vez. Así que ya sabes, ‘ponte toda sexy y toda porno’ o, si eres chico, ponte unos calzoncillos limpios que con eso bastará. Ale, sal ahí fuera y demuestra que hay algo más que horchata recorriendo tus venas.

Fuente: código nuevo

viernes, 24 de marzo de 2017

918: ¿Cómo de machista eres?

¿Cada vez que alguien saca en una conversación el tema del feminismo usted no sabe dónde meterse? ¿Tiene miedo de decir cualquier cosa y ser tachado de machista? ¿Sabe a ciencia cierta que no lo es? No tenga miedo, ¡hoy le traemos un test fresquito sabiendo exactamente qué lugar ocupa usted en esas conversaciones!
1. Está usted con sus amigos en un bar y pasa una muchacha con la falda muy corta y el escote muy largo. Sus amigos empiezan a decirle obscenidades a la muchacha y ella agacha la cabeza y aprieta el paso. Usted:
–Si lleva esa ropa, significa que le gusta que la miren y se lo hagan saber, ¿por qué si no iba a ponérsela? Así que me uno a los silbidos y a los gritos de: "la de rojo que te cojo", pego risotadas y me golpeo el pecho como el orangután que soy. (1 punto)
–No me hace gracia que mis amigos estando en grupo incomoden a chicas que pasean solas por la calle, haciéndolas sentir visiblemente incómodas. Así que sonrío para no cortarles el rollo pero no me uno a los gritos ni digo nada. (2 puntos)
–Soy consciente, gracias a mi evolución feminista, de que callarme cuando presencio algún comportamiento así, me convierte en parte del problema, por lo que siempre opto por afear la conducta a quien haga comentarios de ese tipo. Tanto es así que, ahora que lo pienso, en estos momentos sólo tengo amigas. (3 puntos)
2. Cuando alguien le llama "nenaza", usted:
–No imagino en qué contexto puede alguien llegar a llamarme tal cosa. No doy motivos. Por el amor de dios, si ni siquiera acompaño a mi señora a comprarse ropa, la llevo una horita al centro comercial y me quedo en el coche escuchando la radio. (1 punto)
–Yo nunca usaría "nenaza" como insulto, pero aun así me siento molesto y humillado cuando me lo dicen. Yo no soy ninguna nenaza. (2 puntos)
–¿Nenaza? ¿Qué es esto? ¿1980? ¿Sabes qué hago yo con esos "nenazas" como intento de insulto? Me pongo en cuclillas y me meo en ellos. A mí lo que de verdad me ofende es un "machote" como halago. (3 puntos)
3.  Ve a una chica que le resulta guapísima en una terraza sentada con sus amigas, usted:
–Me acerco a ella y le digo que si se ha hecho daño al caer. Ella me pregunta que de dónde se ha caído y yo le digo que del cielo, porque es un ángel. Seguro que la sorprendo. A las mujeres les gusta mucho que las interrumpan mientras hablan para decirles que parecen seres asexuados. Pero sólo si es muy muy guapa, si es normalucha, la miro con una sonrisa de medio lado para que sea ella la que venga, ¿no están tan liberadas? Pues venga, a tomar la iniciativa. (1 punto)
–No le digo nada porque está con sus amigas y temo interrumpir, así que la miro insistentemente esperando cualquier señal o parpadeo para tener un motivo para acercarme o hacerme el encontradizo sin molestarla. (2 puntos)
–Que una chica sea atractiva no es motivo para forzar un encuentro. Hay millones de chicas guapas, me suelo interesar por alguien cuando tiene algo más que una cara bonita. De todas formas, desde que sólo hablo con mujeres porque los hombres me repugnan, estoy pelín saturado de ver tetas. (3 puntos)
Resultados:
Menos de 4 puntos:

Su frase para defenderse cuando lo tachan de machista es "¿machista yo? Si vivo con tres mujeres". Usted no es que sea machista a secas, es un machista irrecuperable. No pasa nada, el feminismo no cuenta con que usted entre en razón. Eso sí, tenga cuidado cuando vaya al zoo, pueden no dejarle salir luego.
De 4 a 8 puntos:
Tenemos una buena y una mala noticia para usted. La mala es que es usted machista. La buena es que no está en el anterior grupo. El feminismo necesita que siga teniendo en cuenta cada vez más lo que una mujer puede o no querer. Necesita mejorar, pero ¿quién no lo necesita?
Más de 8 puntos:
Sea sincero, no suma más de 8 puntos, y usted y yo lo sabemos. Está leyendo esto sólo por cotillear. Pero si ha llegado hasta aquí, quizás le interesa el tema y le apetece enrolarse en la lucha feminista. ¿Cree que podrá desprenderse de todos sus prejuicios y miedo a los juicios de los demás? ¿Cree que está preparado para revisar sus privilegios? ¿Está dispuesto a renunciar a todos los que sea posible para luchar activamente por la igualdad de género? Si es así, bienvenido al inframundo. Ya entenderá a qué me refiero.

Fuente: eldiario.es

jueves, 23 de marzo de 2017

917: Jessica Valenti: Trump hizo a Merkel lo que los hombres hacen a las mujeres todo el tiempo

Aunque sería tentador ver en esto una simple grosería, este tipo de desprecio es habitual para la mayoría de mujeres. Quizá te pase cuando vas a comprar un coche y el vendedor solo habla con tu acompañante masculino. O cuando conoces a alguien durante un encuentro laboral y solo se presenta al hombre con el que estás. O, si eres Angela Merkel, quizá  el gran misógino presidente de EEUU se niegue a darte la mano o incluso evite mirarte durante toda una rueda de prensa.
Oímos hablar mucho sobre el sexismo explícito como los silbidos por la calle o la discriminación, pero las humillaciones menos evidentes pueden enfurecer tanto o más. En parte, porque son difíciles de explicar si nunca las has sufrido.

COMENTARIOS
1 Como hombre me siento ofendido por el titular. Usted no me conoce y no puede saber si ignoro o no a las mujeres. Al menos no lo estoy haciendo con usted, ya que he leído su artículo y me estoy molestando en escribir estas líneas. Tampoco a mi mujer y mis dos hijas, por las que daría mi vida. ¿Cómo sonaría su titular si cambiamos "los hombres" por "los negros", "los moros" o "los gitanos"? Pues eso.
2 El feminismo hoy día se dedica a intentar dejar mal a los hombres (en general) y no a conductas (que son criticables, como es el hecho de hacer el vació). Personalmente los hombres no solemos negar el saludo de mujeres ni de nadie. ¿Se dan esas cosas que dice Jessica? si claro, el ninguneo, el desprecio y el machismo pueden darse, pero tratar de generalizar con el titular "Los hombres hacen a las mujeres eso todo el tiempo", pues qué queréis que os diga, si eso no es generalizar y crear patrones de conducta asociados exclusivamente a un sexo pues no sé lo que es ya.
Y luego me hace mucha gracia que se nos acuse de ser susceptibles y de que "no se refiere a todos los hombres, tranquilo" Jajaja claro que se refiere a todos, la intención de esos mensajes es asociar comportamientos negativos exclusivamente a los varones.

3 Pues es curioso, porque vi la "reunión" de ambos mandatarios, me pareció fatal y me sentí plenamente identificado con la señora Merkel. Eso es lo que me han venido haciendo a mí las mujeres, y algún que otro hombre, desde que tengo memoria. Quizá porque soy feo, quizá algo pesado, quizá... El caso es que hay momentos que te quisieras meter bajo tierra para no sentirte tan ridículo. Una conclusión: la soberbia, la desconsideración y la mala educación, en general, no es privativo de hombres ni de mujeres.

4 Y por aportar algo: los hombres tienden a dirigirse a hombres, las mujeres tienden a dirigirse a mujeres. Solemos buscar inconscientemente a personas de nuestro grupo, esto es aplicable también a rasgos raciales o tribus urbanas... Pero si has conseguido llegar a un punto en el que los hombres por norma no te hacen casito, es muy posible que simplemente seas una tía repelente.

5 Trata de ser un hombre sin pareja en una reunión de amigos/as con parejas, niños, y chicas sin pareja, y vivirás en la película el hombre invisible. Vas con pareja femenina y la transparencia desaparece. Fijaos si sois importantes.

6 Mientras que insistáis en que lo que os ocurre a vosotras en el transcurso de vuestras vidas sólo os ocurre por ser mujeres y que a los hombres, aunque le pasen las mismas cosas, no sufren ningún tipo de discriminación y que incluso somos beneficiarios de una serie de "privilegios", no habrá entendimiento porque os negáis a entender que ni sois especiales, ni hay un contubernio machista-fascista para someteros.
Aceptar la vida como es, el resto lo hacemos continuamente sin jugar al victimismo.

7 Lo peor es la comparación: la autora, la "influyente" Valenti, se permite sin vergüenza alguna poner a "todos los hombres" al mismo nivel que el racista, homófobo, clasista, explotador y defensor de la explotación capitalista Trump. A ella lo único que le importa es que Trump no le hace caso a Merkel, como "hace unos años", un hombre no le hizo caso a ella y sí a su marido. Como si estas situaciones no se dieran cotidianamente al contrario. Como si Trump fuera solo un machista. Como si todos los hombres fueran comparables a ese patético personaje.

8  "Hace unos años, mi marido y yo nos encontramos a un conocido que tenemos en común en un restaurante. Este hombre joven –que seguro que se considera progresista– se pasó todo el encuentro ignorándome completamente. Solo habló con mi marido. Ni siquiera me miró cuando le hice una pregunta directamente."
Esta anécdota contada en este artículo da dos informaciones, una explicita y una implícita.
La explicita es la anécdota en sí. La implícita es que Jessica Valenti y su marido jamás se han encontrado con una mujer que solo hablara con ella e ignorara a su marido.
La parte explicita es bastante inocente, pues no deja de ser una anécdota particular de una ciudadana particular. La parte insidiosa y nada inocente es la implícita.

9 Menudo nivelazo de artículo. 'Mi maridito y yo, el otro día...'. 'La chica ésta de la serie, Rachel, tan mona...'. 'Una amiga, el otro día me contó a la hora del té con pastitas...'. 'Le dije - tiiiiiiiiiaaaaaaaa!!, no me diggaaaaassssss!!...


10 Generaliza cuando dice "los hombres". Además, no son los hombres así en general sino que encima esto lo hacen los hombres TOOOODO EL TIEMPO.
Además en los ejemplos que se ponen SIEMPRE siempre (qué casualidad) es el hombre el que ignora o comete sexismo o algún tipo de discriminación. La mujer, no, nunca, ellas son un mirlo blanco en lo que se refiere a discriminar, faltar el respeto, etc.
¿Han probado a ver a una chica que está con dos chicos y uno le gusta mucho? ¿Adivina que pasa con el chico que "apenas le gusta"?.
Esto no lo hacen todas las mujeres pero si algunas, y a ver si alguien me dice que nombre tiene este comportamiento cuando son "ellas" porque si lo hace un hombre se le dice machista.

miércoles, 22 de marzo de 2017

916: Alejandra Guerrero: ESTO ES LO QUE TE ESPERA

No siempre se planea ni se piensa bien lo que se está haciendo, pero lo cierto es que a casi cualquier mujer puede pasarle, cuando menos se lo espera, de enamorarse de su amante.
No es una situación fácil, y te guste o no, hay algo que tienes que tener claro: alguien va a salir lastimado.

¿Las mujeres salimos con la intención de enamorarnos de un hombre que tiene esposa? Por supuesto que no. La atracción, el destino, las circunstancias actuales de la vida, el descontento con la relación actual, son todos ingredientes en la receta para un romance prohibido.

Ser la otra mujer requiere que, des un paso atrás y observes la situación con menos amor y más practicidad, para saber exactamente a lo que te estás enfrentando y decidir, con la cabeza fría, si quieres continuar la relación.

A DISPOSICIÓN DE ÉL

Es totalmente posible que algún día él pueda dejar a su esposa, sin embargo en el aquí y ahora eso todavía no ha pasado, y no tienes garantías de que vaya a pasar.
Lo que sí puedes esperar cuando eres parte de tipo de relaciones son muchos cambios en tu rutina

Desde una cita a última hora que te obligue a cambiar o cancelar eventos importantes, hasta que tus mejores planes estén sujetos a cancelaciones de última hora, todo es posible cuando eres la segunda. 

También tienes que prepararte para pasar sola todas las fiestas importantes. Él estará con su familia y no contigo. Y de pronto las fiestas pueden transformarse en un momento de tristeza y no de alegría.

UNA VIDA EN PENUMBRA

No solo no puedes gritar tu amor a los cuatro vientos, sino que él te pide ser lo más discreta posible con respecto a la relación. No puedes compartir detalles de tu relación con amigos y familiares como lo harías en una relación normal. Y esto puede causarte sentimientos de aislamiento.

Y por supuesto, nunca llegarás a conocer a sus padres, a sus hermanos, a sus hijos o a su círculo de amigos, a menos que termine su relación oficial. 

El hombre que busca compañerismo fuera de su esposa estable puede no tener absolutamente ninguna intención de separarse. Y si esto es así, todo lo que te queda es prepararte para vivir tu vida con él en las sombras, sin que la relación vea jamás la luz del sol en la sociedad. 


Por supuesto que no estoy aquí para juzgarte, sino para ayudarte a reflexionar sobre tu situación y tu felicidad. Y para ello la pregunta más importante que debes hacerte es: ¿es este el tipo de relación que quieres realmente? 

Porque esto es lo que te espera si él no se decide por ti. 

martes, 21 de marzo de 2017

915: el género es un constructo social

Si el género es una construcción social ¿Por qué la ley de violencia de género está pensada para proteger a los seres humanos con vagina de los seres humanos con pene? ¿No es contradictorio que se nos diga que el género no está determinado por los genitales pero luego sí se apliquen las leyes de género en base a los genitales?

lunes, 20 de marzo de 2017

914: ¿Qué dolor prefieres?

La pregunta “¿Qué quieres en la vida?” no significa nada. Se puede responder con algo tan genérico e inútil como “ser feliz”.
Todos queremos muchas cosas. Quieres tener más dinero, ser más aceptado por los demás, tener éxito en tu trabajo. Pero querer eso no significa nada.
Lo que te debes preguntar es ¿qué dolor estás dispuesto a soportar?
Porque elijas la meta que elijas, todos los caminos pasan por el sacrificio, por el esfuerzo por el dolor.
No vas a conseguir tener una vida sin problemas, pero sí puedes plantearte qué problemas quieres tener.
¿Por qué cosas estás dispuesto a luchar?
Tenlo claro, porque lo que eres está definido por las cosas por las que estás dispuesto a luchar.